¿Cómo detectar el maltrato psicológico en la pareja?

Desde el inicio hay que tener claro que el maltrato psicológico es un tipo de conducta que se caracteriza por ser destructiva y perversa, con graves consecuencias para el miembro de la pareja que se enfrenta a esta condición. En relación con las conductas de maltrato psicológico en la pareja, se caracterizan por ser asimétricas, en donde una de las partes se sitúa y actúa por encima de la otra, forzando a ser dominada y por lo tanto con el paso del tiempo logrando que esa persona pierda su libertad.

Descubrir que hay maltrato psicológico en la pareja

En términos generales se puede decir que el acoso psicológico de esta naturaleza tiende a reformar la comunicación con el único objetivo de poder usar al otro. Como resultado de la anterior de formación, la comunicación se va haciendo cada vez más necesaria para confundir a la víctima y así prolongar su situación de maltrato en el tiempo.

  • Cuando la comunicación no es directa, teniendo en cuenta que el que maltrata no usa un lenguaje claro y directo, sino que es sinuoso e indirecto. Tampoco responde a las preguntas o en caso de hacerlo es por medio de gestos reprobadores, negando la existencia de un conflicto o simplemente rechazando el diálogo.

  • La deformación del lenguaje es otra técnica, la cual ocurre cuando las frases se elaboran de un modo vago e impreciso para generar confusión. De esta manera se pueden sostener discursos que son contradictorios o en su defecto no terminar las frases a través de interpretaciones que son diversas.

  • En el momento en que surgen conductas agresivas, quien maltrata puede hacer uso de un tono del lenguaje que es normal y por lo tanto no alterado. Con lo anterior, se procede a utilizar un lenguaje abstracto o dogmático, provocando que el interlocutor se desoriente.

  • Los mensajes paradójicos e incompletos también pueden ser una constante. Las cosas pueden ser dichas sin decirles, se ataca al otro por medio de “bromas”, se dicen cosas en un nivel verbal pero en el nivel no verbal se está expresando lo contrario. A su vez las interpretaciones de la víctima son negadas.

  • El uso de la burla, sarcasmo y el desprecio son recurrentes. En ese sentido, quien es agredido puede percibir esa hostilidad, pero no se va a sentir seguro si se trata de una broma o es algo en serio.

  • Cuando se deja de dirigir la palabra al otro, se lo ofende o se lo ridiculiza ante otros.

  • Si se priva la expresión libre de la otra persona por medio del cuestionamiento o enjuiciamiento.

  • Las alusiones negativas en relación con los allegados de la víctima para posteriormente enfrentarlos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *