Los masajes eróticos son tendencia en España

Para hacer un buen masaje se necesita un lugar tranquilo e íntimo. Cuando hagamos un masaje tenemos que utilizar aceite para que los dedos y las manos se deslicen correctamente o cremas especiales que mejoren los masajes eroticos barcelona. También hay técnicas que incluyen el chocolate o el barro.

La persona encargada de hacer el masaje tiene que ser una persona tranquila, porque hay que proceder de manera muy relajada. Si resulta que transmites los nervios a la otra persona, es probable que no sea tan placentero. Esta actividad cada vez está más de moda en España y seguro que quieres aprender un poco. ¡Para eso estamos!

Cómo hacer un masaje muy sensual

Cuando haces el masaje tienes que empezar con suaves movimientos y el aceite debe estar a una temperatura agradable (ni muy fría ni muy caliente). También estaría muy bien poner música relajante de fondo para que la persona que está tumbada se sienta cómoda y tranquila. Asimismo, se pueden utilizar velas aromáticas para que sea un lugar tranquilo y relajante.

Tipos de masajes

chica masaje

  • Tailandés: se combinan una serie de estiramientos con presión valiéndose de las manos, los pies, las rodillas y los codos. El alivio de la energía restablece el equilibrio y la salud. Las mujeres tailandeses son reputadas por lo bien que lo hacen, y es que permiten el flujo libre de la sangre y la energía hacia los tejidos y los órganos internos. Esto elimina malestares comunes y condiciones asociadas con el estrés.
  • Psicocorporal: aquí el terapeuta ayuda al paciente a reconectar eliminando tensiones musculares y rigidez articular. Mejora la respiración y la circulación de la energía vital, lo que hace fluir las emociones y eso permite que cuerpo y alma se fundan en un estado de relajación.
  • Descontracturante: con una técnica más violenta que tiene como objetivo descontracturar la musculatura más castigada, es ideal para las zonas que más estrés sufren. No es el tipo de masaje más relajante, pero a la larga es positivo para el cuerpo. Es posible que las zonas de dolor no sean precisamente las que sufren la contractura, sino reflejos de la lesión que vienen de otro lugar pero molestan igualmente. Se amasa la zona dañada y se repasan todos los músculos que se puedan ver afectados en los movimientos más habituales.
  • Shiatsu: una terapia originaria de Japón, que recupera varios procedimientos tradicionales del país asiático. Se hace presión con los dedos y las palmas de las manos sobre diferentes puntos para corregir irregularidades y mejorar la salud, alivia enfermedades y no tiene efectos secundarios.

Todos estos tipos de masaje se pueden recibir en centros especializados o se pueden probar en casa con la pareja, seguro que eso te pone en situación y lográis un momento de intimidad muy sensual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *