Obstáculos para la paz en Colombia

A pesar de que el presidente de Colombia Juan Manuel Santos ha sido reconocido este viernes con el premio Nobel de la Paz 2016 por sus esfuerzos para acabar con el conflicto armado en el país sudamericano, la paz no está asegurada en Colombia. ¿Por qué ganó el “no” al acuerdo con las FARC en el referéndum? Pues hay razones de todo tipos, entre las cuales la “ideología de género” que introduce y que choca con el ideario de la Iglesia católica y de los grupos políticos más conservadores.

El proceso de paz con la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) está congelado, en crisis. Los promotores del “no” al referéndum consideran que jurídicamente los acuerdos no existen porque no han sido confirmados por la ciudadanía. Sin embargo, los dos grandes líderes de la campaña contra el acuerdo, los expresidentes Álvaro Uribe (actual senador y ninguno del partido Centro Democrático) y Andrés Pastrana, lo consideran una base sobre la cual discutir.

Uribe y Pastrana ya se han sentado a hablar con el presidente Juan Manuel Santos y se formaron comisiones para dialogar. Las FARC, por su parte, dicen que lo negociado, negociado está, y que el acuerdo ya está cerrado. Pero siguen en La Habana en contacto con el equipo negociador del gobierno. Cuáles son los principales escollos que hay que salvar para hacer efectiva realmente la paz en Colombia?

Ideología de género

Este punto parte de un problema de interpretación. El acuerdo habla de ”enfoque de género” en varios puntos, para privilegiar, por ejemplo, la atención a mujeres víctimas; o habla de la inclusión, en algunos procesos, de “personas con orientación sexual e identidad de género diversa”. Esto fue considerado como inclusión de la “ideología de género” en los acuerdos, algo que la Iglesia católica define como un pensamiento que afirma que no se nace hombre o mujer, sino que la identidad sexual es fruto de una construcción cultural. Por lo tanto, entraría en conflicto con la noción que se nace hombre o se nace mujer, tanto en términos de sexo como de género.

Penas de prisión por los peores crímenes

El acuerdo prevé una amnistía, que no aceptan los partidarios del “no”. Quizás aceptarían la amnistía para los guerrilleros rasos, pero no para aquellos jefes que promovieron las acciones más violentas. Las FARC, en cambio, aseguran que nadie dejará las armas para ir a la prisión.

Narcotráfico

Los opositores entienden que el narcotráfico aparece en los pactos en La Habana como delito que puede ser amnistiado. Es algo que no están dispuestos a aceptar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *